×

“Teníamos que trabajar tranquilos, todo se podía desmoronar”

- 07:50 Policiales

El cabo primero Abatedaga, integrante de la Sección de Rescates de la División Canes, fue uno de los héroes durante el rescate, puesto que él y otro colega con una cuchara de albañil realizaron el agujero que conectaba el pozo que ellos habían realizado con el pozo donde estaba Ana Belén.


Te recomendamos: “Dios me la regaló, sabía que no me la iba a quitar”, dijo mamá de la nena que cayó al pozo


Con la voz cortada por la emoción del final feliz, el uniformado expresó: “Bueno, mucho no puedo hablar porque estoy muy emocionado, yo también soy papá”, mientras le era inevitable derramar unas lágrimas.

“Sabíamos que teníamos que trabajar tranquilos, porque todo se podía desmoronar. El llanto de la nena nos mantenía tranquilos. Trabajamos 45 minutos en hacer ‘contacto’ con la nena, pero fueron minutos eternos”, sentenció. 


Más noticias de hoy