×

Kohan: “No hay poder político en el país y nadie invertirá donde no se sabe quién manda”

- 10:21 Santiago

Con el análisis de la situación política y económica del país a cargo del periodista económico Guillermo “Willy” Kohan y el politólogo Ignacio Zuleta, se dio inicio al ciclo de Charlas Abiertas en el hotel Amerian Carlos V de Las Termas. Esto, en el marco de la segunda jornada de la 57ª Asamblea General Ordinaria de Adepa, que reúne a los editores y dueños de los principales medios de comunicación del país.

La conferencia denominada “Escenario Político y Económico 2019” se realizó en una de las salas del hotel, que lució colmada, por el interés de escuchar a estos dos exponentes. Se destacó la presencia de jóvenes universitarios ávidos por asistir a esta charla abierta que tuvo como moderador al prosecretario de la Redacción de EL LIBERAL, Rafael Fano. Por primera vez, Adepa invitó a estudiantes de Periodismo y de Comunicación Social de la Universidad Católica, la Universidad Nacional de Santiago del Estero y la Universidad Católica Santo Tomás de Aquino de Tucumán.

Durante su exposición, los disertantes hicieron una radiografía de la situación política y económica de la Argentina, atravesada por un proceso electoral.

En materia económica, el periodista y analista económico Guillermo “Willy” Kohan señaló que la economía hoy “vive una tormenta perfecta” al advertir que en este final del gobierno de Mauricio Macri se reunieron desajustes económicos del pasado, del presente y los que “van a quedar para el futuro”.

El periodista de La Nación y Radio Mitre, que también formó parte del staff de Periodismo para Todos (PPT), describió un escenario crítico, de la manera más cruda. “Estamos en una flor de crisis financiera, donde los desajustes de por lo menos los últimos 10 u 11 años de una economía muy inflacionaria, y sobre todo en la administración Macri cuando la inflación se terminó espiralizando cada vez más, ha generado una serie de desajustes que provocaron una corrida financiera, cambiaria y un desbarajuste general que a su vez, genera mucho desajuste hacia adelante con Macri o sin Macri”, expuso.

“Ahora -agregó- tenemos lo adicional que Alberto Fernández carga con el ‘Veraz’ de lo que fue la última parte de la era Cristina: el cepo, los controles cambiarios, la falta de inversión. Es una pesadilla que se le repite a Macri en el final de su gobierno: inflación, atraso cambiario, el dólar controlado, el dólar libre más caro que el controlado, una cantidad de pesos que hay en la economía que se han venido acumulando en los últimos años y que están en los bancos en plazos fijos, bonos pesificados, todo lo que el gobierno tiene que pagar y la situación de las reservas”.

“Ahí -ahondó Kohan- estamos en un tema que es para tener en cuenta, diría que estamos hoy con depósitos en dólares en los bancos por 20 mil millones de dólares, los plazos fijos que son pesos, que son unos 25 mil millones de dólares, tenemos al mismo tiempo un stock de instrumentos financieros como las leliq que suman 23 mil millones de dólares, más todo lo que el gobierno tiene que pagar en pesos que suman (u$s)15 mil millones hasta fin de año. Y la cuenta contra las reservas no dan por ningún lado. ¿Cuánto hay en reservas? Parecería que las reservas hoy alcanzan gracias a Dios para respaldar los depósitos en dólares, pero nada más que para eso”, señaló.

Control cambiario

El analista económico indicó que en este escenario, “el Gobierno tuvo que tomar las decisiones que tomó. Eso explica el control de cambios que trata de hacer el gobierno para que haya cada vez menos posibilidades de que los pesos se transformen en dólares. Entonces los pesos por bonos del gobierno que tenían que recibir inversores y empresas se van a pagar para adelante”.

Además, manifestó que “las empresas no pueden comprar dólares de reservas; se puede comprar por arbitrajes con bonos donde el que pone los dólares es el que los tenía, no salen del Banco Central. Ese dólar vale hoy unos $70 contra los 59 que valen los del Central. Cuando pasa esto, todos quieren el dólar más barato, las empresas que tienen que girar plata también quieren dólar a 60 pesos, y el gobierno tiene que ir cerrando la canilla y que esos dólares sigan respaldando los depósitos”.

Puntualizó que “esa es la única buena noticia en el medio de esta tragedia económica que está finalizando Macri. Pareciera difícil que vuelva a pasar lo del 2001: que se queden con los ahorros en dólares de los argentinos, ahora se quedaron con los pesos, el dólar de $40 a $60, eso lo que significa es haberse quedado con los dólares en pesos”.

“Se vive un combo triple que es que en realidad está estallando una situación que se viene acumulando hace mucho tiempo, pero con una realidad política muy particular donde el pasado, el presente y el futuro hoy parecen una tormenta perfecta”, graficó el periodista. l


Más noticias de hoy