×

Insólito: un hombre creó una “terapia” para convertir homosexuales, y 20 años más tarde confeso que era gay

El hombre arrepentido de sus actos contó que fue despedido de su propia fundación.

- 12:43 Mundo Web

Estados Unidos. McKrae Game es el fundador y líder de “Hope for Wholeness”, un polémico grupo que opera en California que busca a partir de la terapia psicológica y de enseñanzas religiosas, convertir a los homosexuales en heterosexuales. "Era un fanático religioso que hirió a la gente. Hay algunos que intentaron suicidarse por mí y por las cosas que dije. Gente que conozco está en terapia ahora por mí", manifestó en una entrevista con el periódico Post and Courier. McKrae califico de “gran artimaña”  a las personas que mantenían relaciones entre el mismo sexo, sin embargo tiempo después pidió perdón públicamente ya que afirma “haber perjudicado a generaciones con una práctica dañina”.
Cuando tenía 18 años, McCray Game mantuvo una relación con un hombre a escondidas. Pero luego se arrepintió, porque creía que la homosexualidad y el cristianismo eran incompatibles.
A partir de eso, y a lo largo de 6 años, visitó a un especialista en el cual gracias a el logró "controlar" su orientación. En 1996, se casó con una joven a la que conoció en la iglesia, y tuvieron dos hijos.
Su esposa Julie Game fue muy comprensiva con el proceso, sin embargo algunos miembros de la comunidad cristiana, así como activistas LGBTQ, le expresaron su repudio. Por esta razón, dijo que el "ciclo dañino de vergüenza y condena", que él mismo ayudó a cimentar, "debe terminar".
Game, fue despedido de la fundación, y expresó recientemente un pedido de disculpa pública en la que solicitó la suspensión de cualquier práctica de terapia de conversión de homosexuales.
Si bien condenó los métodos, también señaló que un grupo como “Hope for Wholeness” podría servir como una comunidad para aquellos que creen que "la homosexualidad es incongruente con su fe".

Estados Unidos. McKrae Game es el fundador y líder de “Hope for Wholeness”, un polémico grupo que opera en California que busca a partir de la terapia psicológica y de enseñanzas religiosas, convertir a los homosexuales en heterosexuales. "Era un fanático religioso que hirió a la gente. Hay algunos que intentaron suicidarse por mí y por las cosas que dije. Gente que conozco está en terapia ahora por mí", expresó en una entrevista al periódico Post and Courier.

McKrae califico de “gran artimaña”  a las personas que mantenían relaciones entre el mismo sexo, sin embargo tiempo después pidió perdón públicamente ya que afirma “haber perjudicado a generaciones con una práctica dañina”.

Cuando tenía 18 años, McCray Game mantuvo una relación con un hombre a escondidas. Pero luego se arrepintió, porque creía que la homosexualidad y el cristianismo eran incompatibles. A partir de eso, y a lo largo de 6 años, visitó a un especialista en el cual gracias a el logró "controlar" su orientación.

En 1996, se casó con una joven a la que conoció en la iglesia, y tuvieron dos hijos.Su esposa Julie Game fue muy comprensiva con el proceso, sin embargo algunos miembros de la comunidad cristiana, así como activistas LGBTQ, le expresaron su repudio. Por esta razón, dijo que el "ciclo dañino de vergüenza y condena", que él mismo ayudó a cimentar, "debe terminar".

Game, fue despedido de la fundación, y expresó recientemente un pedido de disculpa pública en la que solicitó la suspensión de cualquier práctica de terapia de conversión de homosexuales. Si bien condenó los métodos, también señaló que un grupo como “Hope for Wholeness” podría servir como una comunidad para aquellos que creen que "la homosexualidad es incongruente con su fe".

Más noticias de hoy