×

Evaluación y diagnóstico psicológico del pensamiento suicida

- 00:46 Para vivir mejor

Si bien la presencia de ideación suicida no tiene por qué conllevar un intento real de quitarse la vida, se trata de un factor de riesgo de gran relevancia que debe ser tratado con urgencia. De hecho, a nivel neuropsicológico es imprescindible valorar la existencia de pensamientos suicidas y en caso afirmativo éstos pasan a ser el primer objetivo terapéutico. A la hora de evaluar el estado mental del sujeto es necesario hacerlo con calma y de una forma directa, tanto si se presentan o no factores de riesgo. Si no se han presentado los pensamientos suicidas preguntar respecto al tema no inducirá a ello, mientras que en caso afirmativo el enfoque con el que se llevará el caso deberá centrarse en su existencia.

En el momento de evaluar las respuestas hay que tener en cuenta que el individuo puede no querer explicar directamente sus pensamientos. Actitudes que intenten minimizar el riesgo o la importancia de este tipo de ideación pueden estar intentando ocultar los verdaderos pensamientos al respecto. También pueden ser indicativos estados de calma súbitos después de una profunda agitación, siendo un posible aviso de que el individuo ha tomado la decisión de pasar a la acción. Se debe explorar la presencia o ausencia de pensamientos suicidas, el origen de tales ideas, su grado de actividad y elaboración y la existencia o no de un plan que llevar a cabo. Cómo, cuándo y por qué son preguntas necesarias y que permiten hacerse una idea de la gravedad de la situación.

A mayor planificación y concreción de las respuestas mayor riesgo de que el pensamiento se intente llevar a la práctica.

Por el Lic. Mariano Vega Botter

Neuropsicólogo

Más noticias de hoy