×

“Patricio” y edecanes habrían falsificado planillas del director hospitalario en fraude con adicionales

- 23:24 Policiales

Catorce policías habrían “engordado” sus arcas personales con más de $ 2.000.000 en servicios adicionales “ilegales” y en el ambicioso cometido no se ruborizaron ni al falsificar firmas o “clonar” sellos de médicos.

Allí se focaliza, apenas, el prólogo de una historia de plata dulce, cuya trama incluiría pagos irregulares y desaparición de libros en el Ministerio de Salud.

Los “directores” del proceso penal son los fiscales Natalia Saavedra y Mariano Gómez, quienes imputaron y apresaron al cabo 1º José Alejandro Muscari, con residencia en Manzana 104, Lote 7, Bº 25 de Mayo, de la ciudad de La Banda.

La trama

Según la investigación, Muscari y otros 13 policías estarían relacionados en pagos anómalos de servicios adicionales, ejecutados en el viejo Hospital Antenor Álvarez, de La Banda.

Las maniobras salieron a la superficie por un informe anónimo, cuyos detalles quitaron el velo a años de desmanejos.

Entre otras ilegalidades, la Fiscalía habría descubierto doble pago por el mismo servicio.

Policías enfermos para el trabajo de calle, pero sanos para la concreción de los adicionales.

Los mismos nombres de policías beneficiados, en determinados horarios de casi nulo control.

Sellos ¿apócrifos?

Mientras más los fiscales se adentran en los vericuetos, más se acentúa la perplejidad, trascendió.

Otra “gama” de la maniobra habría incluido la falsificación de sellos.

Por ello, los peritos de la policía cotejan los incautados en la casa de Muscari, con los que utilizaban los médicos que figuraban en los controles de servicio.

Todos los caminos de la ruta policial conducían al Ministerio de Salud.

Allí, se habría materiazado el delito y definido la jurisdicción capitalina.

Negligencia o sociedad

Hoy, los fiscales deben establecer si los funcionarios incurrieron en negligencia de pura cepa, o bien las operatorias también los incluía entre sus artífices y ejecutores.

Los interrogantes que tarde o temprano deberán responder son básicos: ¿Por qué nadie controló el doble pago por los mismos servicios ya prestados?

¿Qué ocurrió con libros de control que se esfumaron al estallar el escándalo?

Indagan a Muscari y sus ex socios alientan la abstención

Sin perder tiempo, los fiscales planean indagar a Muscari el martes o miércoles. Los cargos atribuidos serían “defraudación calificada en perjuicio de la administración pública”.

Sólo se trata de una figura provisoria. La ecuación es: a mayores sorpresas, más graves los cargos por enrostrar.

Según la investigación, habría 14 policías “flojos” de papeles en los adicionales y su aparición estelar en la causa surgiría por boca de Muscari, o bien de las planillas de pagos. Simple.

Mal que les pese, los otros 13 uniformados rezan para que a Muscari le dé por abstenerse en la indagatoria, pero sólo como un artilugio jurídico para ganar tiempo.

Lo que Muscari no vaya a proveerles, los fiscales se “estoquearán” al recibir los informes de Delitos Económicos y de los otros organismos intervinientes.


Más noticias de hoy