×

La crisis golpea a bailes y boliches; la gente sale menos y consume poco

- 07:10 Economía

La crisis económica impactó en forma importante a la noche santiagueña, de manera tal que los boliches y clubes que organizan bailes los fines de semana registraron en estos primeros meses del año una baja del 40% en la cantidad de entradas vendidas, así como también una reducción en el consumo de bebidas, a punto tal que la caída en las ventas de entradas motivó el cierre de algunos locales, y que prácticamente desaparecieran los espectáculos con artistas en vivo.

La situación, según la describen los organizadores de la movida bailable nocturna en la capital santiagueña, está más que complicada. Todos los costos subieron y los dos principales ingresos que tienen estos locales, como el valor de la entrada y el consumo que se produce en las barras, están en descenso.

Adrián Escobar, propietario de La Morocha, señaló que en su caso “he cerrado por el tema que están muy bajas las ventas de entradas. La gente no quiere pagar, eso que el precio lo manteníamos en $100. Pero la venta ha bajado mucho. Antes se podía trabajar con grupos musicales, pero ahora no te da para cubrir el costo”, añadió.


Te recomendamos: “Antes salían 10 mil personas, ahora 2 mil”


En lo que va de este año, indicó que “hay veces que la gente me hace llamar desde la puerta porque no le alcanza para la entrada y solo tienen para la consumición. Eso se nota mucho. El último día que se ha trabajado más o menos bien ha sido el Día del Trabajador, pero después viene mal”.

En el caso de este boliche, indicó que la baja en las ventas de entradas “es de por lo menos un 40% con respecto del año pasado. Se nota mucho la diferencia. Y la gente que entra consume muy poco. Las consumiciones que tenemos en la barra han caído fácil un 50% y eso que tenemos buen precio”.

Añadió que “nosotros estamos vendiendo una cerveza a $70 y te compran una. Más de eso no gastan. Por eso se nota mucho la diferencia respecto del año pasado cuando te consumían más de $100”.

Destacó que este derrumbe, tanto en venta de entradas como en consumo, motivó que ya casi no se puedan traer bandas o cantantes en vivo. “Hoy una banda o un grupo local te cuesta como mínimo $20 mil y el mejorcito que puede haber aquí, te sale $35 mil, pero esa plata no se genera con la venta de entradas”.


Te recomendamos: Suspenden 500 operarios de Ford y la planta para su producción


Daniel Maldonado, de La Esquina del Recuerdo, coincide con el diagnóstico. “A nivel de organización de espectáculos esta crisis es peor que la de 2001. Es más grave porque aquella no había durado tanto. En cambio ésta, viene ya desde hace como tres años”, señaló.

Hay dos indicadores clave de la caída de ventas. Por un lado las entradas y por otro, lo que sucede en la barra de bebidas. Daniel, señaló que “nosotros de tener 1.500 personas los sábados el año pasado, hemos pasado ahora a 600 ó 700”, una caída a la mitad.

Pero además, hay otro indicador en la venta de tickets que describe el escenario actual. Las entradas que más se venden son las anticipadas. La razón está en que “valen $100 contra $150 si la compran la misma noche que vienen al baile. Por eso el 70% de las entradas que se venden son anticipadas y otro 30% se venden en la puerta del local la misma noche del baile, cuando antes era al revés. Hasta en eso se ve que busca cuidar el peso la gente”.

El otro problema es que “la gente que ingresa al local no consume como antes. En promedio gastan entre $70 y $80 por persona. Antes, el consumo por persona era de $120 a $130. La diferencia es mucha”.


Más noticias de hoy