×

Abandonó a sus cuatro hijos para ir a beber con su pareja, quien después la “molió” a golpes

- 02:13 Policiales

A pocas horas de cumplirse un mes de la muerte de dos hermanitos que quedaron encerrados en su vivienda, un nuevo caso de abandono fue descubierto en el barrio Independencia de la ciudad de La Banda.

Fuentes policiales informaron que el grave caso salió a la luz en horas de la noche, cuando Valeria Coria (39) se presentó en la Comisaría Nº2 del Menor y la Mujer junto con sus sobrinos -completamente faltas de higiene y sin comer durante todo el día- y radicó denuncia en contra de su cuñada, madre de los chicos, identificada como Tamara Ontivero.

Coria sostuvo ante los uniformados que el hecho fue descubierto cuando ella se presentó en la casa de la acusada para visitar a su padre, Américo, quien reside en la parte posterior del terreno y se encuentra enfermo, postrado en una cama.

Al llegar al domicilio, la mujer fue interceptada por su sobrino de 4 años, quien le manifestó que tenía hambre y que su madre había salido de la casa con su padre, quien en horas tempranas ya la había golpeado salvajemente.

Coria ingresó a la habitación donde estaban los otros pequeños y grande fue su sorpresa al encontrarlos en completo estado de abandono, faltos de higiene, llorando y con hambre. De inmediato los auxilió.

Más tarde, por comentarios de los vecinos, Coria estableció que su cuñada y su hermano -Wiliams Coria- se encontraban en una vivienda a la vuelta de la casa ingirieron bebidas alcohólicas con sus amigos.

Inmediatamente, la mujer levantó a sus sobrinos y los trasladó a la mencionada sede policial donde informó lo sucedido. Los uniformados se comunicaron con la fiscal de turno -Dra. María del Pilar Gallo- quien ordenó que los pequeños permanecieran en esa dependencia hasta tanto personal de la Subnaf se haciera cargo de ellos.

Además, dispuso que los uniformados fueran hasta el inmueble donde se encontraban los padres y pusieran tras las rejas a Ontivero.

Cuando la policía se presentó en la casa, hallaron a la mujer ensangrentada por lesiones visibles en el cuerpo.

Al consultarle qué le había sucedido, ella contó que su pareja la había golpeado. Los efectivos informaron que se encontraba en evidente estado de ebriedad por lo que fue trasladada a Sanidad para que le extrajeran sangre para el dosaje.

Cuando los efectivos se acercaron a Coria -pareja de la acusada, vieron que también estaba ebrio y emprendió una veloz huida. La Dra. Gallo dispuso que también fuera aprehendido por las lesiones a su pareja.

Según revelaron fuentes consultadas, la mujer se negó a levantar cargos en contra de su pareja, pero pese a ello el MPF intervino de oficio.

En el marco de la investigación, la representante del Ministerio Público ordenó que peritos de Criminalística ingresaran a la casa donde se encontraban los menores y realizaran una inspección ocular.

Más tarde, los niños fueron trasladados al Centro de Salud Banda. Fueron allí examinados y los médicos indicaron que no tenían lesiones visibles en el cuerpo, pero sí estaban faltos de higiene.

La policía realizó un relevamiento vecinal para determinar cómo era el trato que recibían los menores por parte de sus progenitores.

Hasta el cierre de la presente edición, Coria estaba siendo intensamente buscado por la policía.


Más noticias de hoy