×

Un hombre intentó acariciar a una leona y casi pierde el brazo

Pieter Nortje, de 55 años, no hizo caso a las advertencias del parque sobre no acercarse a los leones. El momento del ataque fue captado por su esposa.

- 07:10 Mundo Web

Pieter Nortje, un hombre de 55 años, casi pierde el brazo derecho por no hacer caso a las advertencias del parque que visitaba junto a su mujer, Ilze. La pareja estaba celebrando su aniversario de boda en Virginia, en la provincia de Free State, en Sudáfrica. El viaje incluía una excursión para ver leones. 
Pieter se acercó a la valla para acariciar a los animales e introdujo su brazo por los huecos de la verja. Cuando quiso tocar a la hembra, ésta mordió su brazo y tiró hacia adentro. La esposa de la víctima, que estaba grabando la escena, empezó a gritar. Durante cinco interminables segundos, el animal tuvo al hombre sujeto con su poderosa mandíbula y con una de sus garras, hasta que decidió soltarlo.  
Según la cadena Netwerk24, Pieter Nortje fue trasladado al Hospital Pelonomi, en la ciudad de Bloemfontein, en estado grave y con shock séptico, aunque conserva el brazo. 
El parque donde se encontraban los felinos declinó toda responsabilidad, y un portavoz explicó que hay carteles a lo largo de toda la instalación en los que se alerta de la prohibición de acercarse a los animales.

Pieter Nortje, un hombre de 55 años, casi pierde el brazo derecho por no hacer caso a las advertencias del parque que visitaba junto a su mujer, Ilze. La pareja estaba celebrando su aniversario de boda en Virginia, en la provincia de Free State, en Sudáfrica. El viaje incluía una excursión para ver leones. 

Pieter se acercó a la valla para acariciar a los animales e introdujo su brazo por los huecos de la verja. Cuando quiso tocar a la hembra, ésta mordió su brazo y tiró hacia adentro. La esposa de la víctima, que estaba grabando la escena, empezó a gritar. Durante cinco interminables segundos, el animal tuvo al hombre sujeto con su poderosa mandíbula y con una de sus garras, hasta que decidió soltarlo.  

Según la cadena Netwerk24, Pieter Nortje fue trasladado al Hospital Pelonomi, en la ciudad de Bloemfontein, en estado grave y con shock séptico, aunque conserva el brazo. 

El parque donde se encontraban los felinos declinó toda responsabilidad, y un portavoz explicó que hay carteles a lo largo de toda la instalación en los que se alerta de la prohibición de acercarse a los animales. 


Más noticias de hoy