Política SERVICIO

Colectivos: usuarios santiagueños se quejan por las demoras en las frecuencias en la ciudad

Se registraron largas colas de espera en las paradas, ante el funcionamiento de un servicio de emergencia.

12/02/2019 -

Si bien las demoras ya eran moneda corriente con la empresa Ersa, los usuarios del transporte público santiagueño plantearon fuertes quejas por la discontinuidad de las frecuencias, donde en algunos casos fue de hasta de una hora. Un usuario de la línea 116, en su ramal 750 Viviendas y Juan Díaz de Solís, planteó que llegó a "esperar una hora" para poder trasladarse hasta su casa.

Por otro lado, la vecina Manuela Corvalán. que esperaba la línea 114 por más de 40 minutos para dirigirse al barrio Mariano Moreno Ampliación, dijo: "No es la primera vez que tardan tiempos prolongados, me pasó antes y ahora también".

Otros usuarios del servicio expresaron su preocupación por las pocas unidades recorriendo la ciudad, atento a la disposición de un servicio de emergencia, hasta que se garantice el acondicionamiento de las unidades que dejó Ersa.

Retiran unidades

Las unidades que utilizó Ersa fueron poco a poco retiradas desde el playón que tenía la empresa en la zona sur de la ciudad, para ser reparadas y reactivar pronto el servicio de transporte de pasajeros.

Aunque todavía quedan varias decenas en el playón de la firma correntina, ya que por las múltiples fallas no pudieron ser movidas del lugar ni siquiera tiradas por otros coches.

Choferes y empresarios se dedicaron a llevar los colectivos a sus respectivos talleres, donde la evaluación sobre la condición de los mismos no parece ser nada prometedora.

Al respecto, el titular de la empresa Autotransporte Decano, Miguel Lladón, dialogó con Canal 7 y advirtió que "el 60% de las unidades está en desuso, con serios problemas de motor, de diferencial; creo que llevamos 20 unidades en condiciones, al resto, habrá que remolcarlas".

Sobre el tiempo que tomará poner las unidades en condiciones, señaló; "Esperamos llegar a marzo con lo óptimo, y poder así cumplir con los deseos de la intendenta (Norma) Fuentes".

Por su parte, el secretario de finanzas de UTA, José María Coronel, dijo que se presentó el acta en la Secretaria de Trabajo, "para garantizar que los 357 compañeros puedan mantener su fuente de trabajo, y esto es lo que perseguíamos, que esperemos se dé con normalidad".

Cabe aclarar que este esfuerzo de la Municipalidad en poder garantizar en poco tiempo un mejor servicio, junto al respaldo de los trabajadores y empresarios locales, contrasta con el desmanejo del empresario Juan Carlos Romero y la despreocupación del Gobierno nacional que abandona a las provincias a su suerte en un tema tan sensible y esencial como es el transporte urbano de pasajeros, al eliminar los subsidios al transporte.

Concurso de acreedores

Por su parte, la compañía Ersa Urbano SA anunció que deberá entrar en concurso preventivo de acreedores por una fuerte crisis financiera que ya la obligó a salir de Santiago del Estero.

Si bien seguirá operando al menos por ahora en Córdoba, Corrientes, Paraná, Santa Fe, Buenos Aires y Resistencia, la compañía propiedad de Juan Carlos Romero ya decidió cesar su actividad en la "Madre de Ciudades", la cual representaba un 8% del total de sus operaciones de transporte urbano.

Indicaron que "el atraso tarifario del año 2018" conformaron para la compañía un cuadro de situación "que impide atender adecuadamente obligaciones oportunamente asumidas. Por este motivo Ersa Urbano SA ha iniciado un proceso de reestructuración de deuda mediante el concurso preventivo de acreedores", sostiene el texto.

 

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar