Gratos momentos

Los santiagueños aprovechan cualquier espacio libre en sus agendas para hacer un paréntesis con familiares y amigos, y darse un respiro en tiempo de clases.

 
Compartí
galería